Según la noticia aparecida en el periódico «La voz de Tenerife», la Red de Bibliotecas Municipales de Arona vuelve, por tercera vez, con la iniciativa Bookcroosing, consistente en liberar libros (hasta ese momento almacenados y en propiedad de la biblioteca y sus usuarios)repartiéndolos físicamente por cualquier punto geográfico de Arona u otros municipios de Tenerife. En total, parecen ser 123 los libros liberados. Estos pueden llegar a viajar por cualquier parte del mundo. Tan sólo hay que registrarlo en la página web de Bookcrossing, a partir del registro que este contiene, para conocer el camino que va atravesando entre las diferentes manos de los lectores que deciden tomarlo temporalmente como suyo.

Esta iniciativa lleva existiendo desde el año 2002, y se ha extendido a lo largo y lo ancho de todo el mundo. La participación de las bibliotecas tiene un sentido justificado, pues no se trata sino de fomentar el hábito de la lectura entre los ciudadanos, derribando los muros físicos que suelen albergarlos.

 

Compartir: