La crisis ha terminado por tocar de lleno a la Sociedad Cosmológica, una entidad más que centenaria situada en Santa Cruz de La Palma y cuya Biblioteca Cervantes hace las veces de servicio de biblioteca municipal en una localidad donde no existe ninguna otra más.

Son tantos los recortes económicos sufridos por parte de las diferentes administraciones, que la única forma de sobrevivir ha sido pactar con los dos únicas empleadas una bajada de sueldos, ante lo cual, estas se han mostrado conformes.

Según la fuente de donde se extrae esta noticia, elpuron.es, la institución «presta un servicio importantísimo para los investigadores que acuden a este histórico centro para consultar una de las mejores hemerotecas de Canarias, cerrada por falta de recursos, o el fondo bibliográfico antiguo.»
Es una pena que este tipo de centros neurálgicos para la sociedad paguen los platos rotos cerrando servicios del calibre mencionado.

Sin embargo, quiero destacar la buena actitud por parte de las dos empleadas, cuya voluntad permite que el centro permanezca abierto en unas condiciones mínimas de calidad.

Compartir: