Lecturas archivadas

Bibliotecas, Archivos y Museos en Canarias

Los post de nuestros archiveros y bibliotecarios canarios

Aunque seguro que ya muchos de ustedes han leído los post a los que me voy a referir, me gustaría dejar aquí plasmados tres de ellos que, en conjunto y por separado, me han dejado con muy buen sabor de boca esta semana.

Los Profesionales de las Bibliotecas de Tenerife están escribiendo unas reseñas sobre las bibliotecas de la isla cada vez más amplias, interesantes y universales. En esta ocasión, nos hablan de los audiolibros, su historia y razón de ser, las fuentes que podemos usar para llegar a ellos, incluso, las aplicaciones que podemos usar para escucharlos en el móvil. Y, en concreto, nos comentan el rico fondo de audiolibros de la Biblioteca Municipal Adrián Alemán de Armas, en La Laguna. Quisiera destacar la labor que estos bibliotecarios están haciendo, tanto desde el punto de vista de la transmisión de conocimientos de biblioteconomía aplicados a la práctica, como de la divulgación de los fondos y el estado de las bibliotecas de Tenerife.

Blog del Archivo Municipal de la Orotava. Madrudada del 2 de junio de 1842, un incendio
Acaban de comenzar, pero se advierte ya la enorme oportunidad de difusión de sus fondos a través del blog.
En su primer post, nos cuentan cómo los mismos documentos custodiados señalan el incendio ocurrido en el año 1841, el cual quemó parte del fondo de este archivo municipal. La introducción, que nos contextualiza el acontecimiento, la transcripción de un fragmento de los documentos que lo reflejan, y las imágenes… todo ello nos acerca a una realidad pasada que, gracias a las nuevas tecnologías, podemos conocer desde el asiento de la mesa del ordenador. Sabíamos que el Facebook ya era una buena herramienta para difundir los fondos de estos centros, pero con las posibilidades de los blogs, una ya se siente casi dentro del mismo archivo.

No diré nada nuevo, si me refiero al último post escrito por Fernando Betancor Pérez, como un texto lleno de contenido más que  interesante para la comunidad de archiveros. Pero este último, por su originalidad, ha llamado la atención de muchos de los que seguimos este blog. En el último post, Fernando analiza la novela Misión olvido, de María Dueñas, porque en él se narra la relación de su protagonista con la colección de documentos personales de Andrés Fontana, custodiada por una universidad californiana. Fernando lleva a la realidad los datos archivísticos mencionados en la obra de ficción, aplicando, incluso, la misma descripción ISAD(g).

Cada uno de estos post refleja algunas de las funciones que nos encomienda la sociedad tanto a archiveros como a bibliotecarios. Más allá de custodiar documentos, por decirlo de alguna manera, les devolvemos a estos la vida, les damos una posición bien identificada, llenándolos de contexto, y haciendo que existan con nombre y apellidos entre la magnitud de información existente hoy en día. Y como existen tantas herramientas que nos acercan a ellos, es nuestro deber reconocerlas y hacerlas visibles a los usuarios.

Hace un año, ninguno de estos blogs existía, ni siquiera el que ahora mismo están leyendo. Sin embargo, ahora estamos hablando de ellos, de la calidad de sus textos, de la información que transmiten haciéndonos crecer como profesionales, ya sea a través de sus contenidos, o mostrándose como un ejemplo de lo que podemos llegar a hacer.

Las nuevas tecnologías nos dan la oportunidad, y ya ven lo que ocurre si la aprovechamos.

Compartir:

Anterior

Éxito de los servicios prestados por la Red de Bibliotecas de Adeje y el Archivo Municipal

Siguiente

El Servicio de Gestión y Archivos del Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana estrenará un nuevo software

2 Comentarios

  1. Anónimo

    Bueno, de nuevo aprovecho esta ocasión para felicitarte por la aparición y mantenimiento de este blog, así como de los post que ahora comentas. Sí, es cierto que debemos aprovechar los recursos a nuestro alcance para conectarnos y hacer públicos los trabajos realizados. Felicidades pues, y a seguir por este camino.

    Un saludo, Iván.

  2. Gracias Iván. Sí, la verdad es que las nuevas tecnologías nos abren un mundo de posibilidades, tanto para los profesionales, como para las mismas bibliotecas, archivos y centros de documentación.
    Creo que, sobre todo, se trata de ponerse con ello e intentarlo. La mayoría son intuitivas, y con las cantidad de tutoriales que hay, es difícil perderse en muchas de ellas.
    ¡Un saludo afectuoso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Biblioteca Universitaria



© Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Aviso Legal