Varios datos relevantes sobre los hábitos de lectura en España se han publicado en el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros del 2012, estudio que anualmente realiza la Federación de Gremios de Editores de España.
La primera buena noticia aparente es que el número de lectores de libros, mayores de 14 años, ha aumentado con respecto a años anteriores, pues ha pasado del 57,9% en 2011 al 59,1%. Hasta cierto punto, resulta comprensible, pues el crecimiento del número de personas en paro coincide con que estas tengan más tiempo libre para leer. Parte de este mismo argumento, comentado en un artículo del Canarias 7, también resulta válido para otros datos del Barómetro como el descenso en la compra de libros y el aumento de usuarios en la biblioteca.
A nivel regional, encontramos que Canarias también ha aumentado el número de lectores, aunque bastante le ha costado porque desde el año 2009 estaba estancada esta cifra. El índice ha pasado del 54,9% en 2011 al 57,1% en el 2012. Supongo que las causas serán similares, si no iguales, que para el resto de España.
Pero dentro de la tristeza de encontrar motivos negativos tras un aumento de lectores, la realidad es que las bibliotecas deben estar bien preparadas para asumir más usuarios. Sin embargo, los recortes le impiden afrontar al 100% esta nueva situación.
Lean el artículo publicado en el Canarias 7 titulado Sin bibliotecas baja la lectura.

 

Compartir: