El ahorro en estos tiempos de crisis hace que, a la menor oportunidad, se cierren el máximo número de servicios posible. Y así está ocurriendo en las dos universidades de Canarias durante esta Semana Santa. Sus respectivas bibliotecas van dentro del pack, optando por no ofrecer ni siquiera un horario reducido, salvo la Biblioteca General de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que abre los tres primeros días de la semana con un horario continuo de 8.15 horas hasta las 19.45 horas.
En conjunto, la cantidad de dinero que se ahorra es sorprendente.
Fuente de la información:

 

Compartir: